Un libro de ciencia ficción chilena actual: «Los vástagos de la mente»

Publicado el 28 de septiembre del 2015 | 1

Vincent_Fournier_sci-fi_realities_image25

Por Ignacio Alejandro Mansilla Vera

Integrante del Taller de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción del Centro Cultural San Antonio 2014.

 

La novela “Los vástagos de la Mente” de Mario Bustos Ponce (Editorial Puerto de Escape 2014) nos presenta un mundo distópico, donde algunos seres sabios, llamados “Kubt”, viven en una isla de hombres solos, mientras están tras un computador trabajando todo el día, recopilando información, pues viven aislados de todos los demás seres humanos, y paralelamente, están los llamados “seres imperfectos” o “del otro lado”, en el cual viven personas relativamente “normales” con sus vidas “comunes”, a los cuales los Kubt consideran malignos y quieren destruir…

El libro juega con una serie de efectos que van desde lo distópico propiamente tal, pero principalmente enfocado en los actos cometidos a sangre fría y de manera racional,  que son los rasgos superiores con los que retrata a las futuras naciones armamentistas, con tecnologías y avances científicos y lo buenas que éstas son al utilizar seres vivos, mientras sean utilizables, claro. Además de mostrar una comparación con la actualidad y sus gobiernos autoritarios, donde los normales, o mejor llamado “el pueblo”, quedan como ignorantes ante sus decisiones arbitrarias e injustas.

Además, en otro plano, el autor nos muestra lo importante que es la fuerza de voluntad y la fe para poder salir adelante, ya que en muchas ocasiones el protagonista no quedó con claras opciones de vida, aún así su voluntad nunca fue doblegada, cosa que me gusto de él, pues es un auténtico héroe de bajo perfil.

Los Vástagos de la mente. portada - small

Con respecto a estilo de narración fue más que acertado, pues en los momentos de acción era rápido y conciso, sin darse muchas vueltas, pero tampoco simplificándolo todo a tres palabras; también, el desarrollo de los personajes es muy bueno, en especial, del protagonista, un Kubt desterrado de su isla y con problemas de adaptación al “nuevo mundo”. Así, también, los secundarios que cada vez que aparecían en la historia modificaban su personalidad, mostrando cierto crecimiento interior y no solo ser simples comparsas.

Un aspecto a destacar de la novela es que no todos los temas, soluciones y avances de la trama pasan por el protagonista, lo cual es más que positivo, porque así se desarrollan acciones en otras partes del libro que no lo afectan (o no tan directamente) que son desplegadas por personajes secundarios, y entonces, al ir avanzando en la historia, todas ellas tienen un sentido en la trama principal (pues la mayoría de los libros actuales de sagas fantásticas usa estas partes de relleno) y así resultó más sorpresivo e impactante para el lector.

Único detalle que no me gustó del libro “Los vástagos de la mente” fue el final más bien apresurado que se le dio, donde, si bien se revelan todos los misterios de la trama sin dejarse cabos sueltos (cosa que me encantó del libro), fue (y valga  la redundancia) muy rápido, pues en solo dos páginas los personajes principales de la historia resolvieron todas las interrogantes, posibles finales alternativos, etc. Y a la página siguiente terminamos la lectura, sin darle tiempo al lector de procesar lo que los protagonistas han vivido y padecido de la historia, lo que para nosotros significa digerir todos los temas políticos, sociales y filosóficos que narra este interesante libro de ciencia ficción chilena actual.

Una respuesta a “Un libro de ciencia ficción chilena actual: «Los vástagos de la mente»”
  1. Mario Bustos Ponce dice:

    Muchas gracias por la columna; crítica constructiva siempre es y será muy bien recibida.

Comenta este artículo: