“Viaje al fondo del tiempo”: CF y humor juvenil de Víctor Vargas A.

Publicado el 14 de agosto del 2013 | ~

All_Neon_Like_by_Samurai_PET

Por Patricia Cortés Gutiérrez

Estudiante de Periodismo PUCV.

 

Una mezcla  intrigante del mundo de la Ciencia Ficción, con texturas de misterio y humor

 

Una obra del periodista y ahora escritor, Víctor Vargas Aguilera, un porteño amante de la Ciencia Ficción y lo desconocido es “Viaje al fondo del tiempo” (PdE 2012, 178 págs.).  En este libro nos embarga la frescura, la juventud y el encanto de un grupo de personajes, que son bastante más desafortunados que el común de la gente. Ninguno está en el lugar ni en el momento indicado.

Es un libro muy entretenido, pues mezcla lo intrigante del mundo de la Ciencia Ficción, con texturas de misterio y humor. Es una red: atrapa de principio a fin. Si eres de esos que vive las historias a concho, te recomiendo no leerlo en cualquier parte, porque las risas espontáneas son una tónica a lo largo del libro.

A su vez, se produce una mescolanza accidental entre culturas, que el autor hace ver prácticamente natural. Lo exaltado de los mexicanos, más la “choreza” típica del flaite chileno, hacen de este libro, una ensalada de sorpresas.

La trama de esta historia, surge cuando un grupo de mayas se ven forzados a realizar cierto tipo de misiones, guiados por un sacerdote sumerio, para evitar el fin de la vida en el planeta Tierra. Así conocemos los nombres de los personajes, los cuales son otro de los aspectos atractivos de la novela, con juegos de palabras y tintes del humor pícaro chileno.

El autor juega con el doble sentido, sin caer en lo grotesco. Siempre guardando los límites y la sutileza, para que la trama que involucra una agitada búsqueda de gemas, no pierda su rumbo. Es una sátira de lo místico o los grandes enigmas de la realidad, dado que los personajes no asumen su rol heroico y se equivocan una y otra vez.

La aparición en la trama del flaite “Chelo” y su perro Rocky, vienen a alborotar aún más la misión de estos mayas. Su travesía que comprende distintos momentos importantes de la Historia Mundial y en todo tipo de escenarios, donde incluso pasan por el espacio, enfrentándose con un ejército extraterrestre.

 

Estamos frente a una de las novelas chilenas de tipo juvenil más entretenidas de los últimos tiempos

 

Es una manera creativa de Víctor Vargas Aguilera, al incluir Chile en el mapa mundial. Qué más chileno que un flaite, delincuente juvenil, el cual usa “coa” (argot carcelario) poco entendible a la hora de comunicarse. Para algunos puede ser una obra de carácter localista, porque sólo chilenos podrían entender las bromas. Sin embargo, es una buena oportunidad para los extranjeros de conocer parte de la sociedad chilena y sus curiosos modismos.

Sin lugar a dudas, estamos frente a una de las novelas de tipo juvenil más entretenidas que he leído. Atrapa de principio a fin, la inclusión de nuevos personajes y aventuras no son al azar, ni tampoco forzadas. El elemento del humor chileno pícaro, doble sentido, de manera solapada, roza el límite de la grosería. Hay risas por montones, es una idea brillante sobre cómo ironizar con las tramas dramáticas de las películas hollywoodenses, donde el fin del mundo recae en héroes ideales como Tom Cruise, Will Smith o Brad Pitt.

Aquí un grupo de gente común, un poco torpe, tiene en sus manos la  vida de la Humanidad. Además de ello, la suerte los abandona y las misiones resultan ser mil veces más difíciles de lo normal. En definitiva, la vida de la Tierra pende de un hilo de un grupo de personajes que son todo lo contrario al prototipo heroico de Hollywood: ingenuos, débiles, poco inteligentes y sin un plan definido.

La misión del grupo de protagonistas es totalmente improvisada. De no ser por personajes que ponen su cordura e inteligencia en ayuda de este inepto grupo -resolviéndoles enigmas o misterios- lo más probable es que hubiesen fracasado en su objetivo final.

Leer “Viaje al fondo del tiempo” de Víctor Vargas Aguilera (PdE 2012) es una buena forma de terminar con el prejuicio de lo denso y frío de la Ciencia Ficción. En esta novela queda totalmente en evidencia los tintes del género de CF, pero con un lenguaje sencillo y un acercamiento amigable a los temas científicos.

Comenta este artículo: