Novela fantástica porteña gana el premio Creación Joven Bolaño 2012

Publicado el 1 de diciembre del 2012 | 1

 

 

Por Equipo PdE

El mismísimo actor/ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, entregó los galardones del premio que todos los años busca destacar la creación literaria entre  jóvenes de 13 y 25 años. Se trata de los Premios a la Creación Literaria Joven Roberto Bolaño, que organiza el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y, que por primera vez en su historia, realizó en Arica esta premiación.

Y además, podemos destacar que se premió una obra del género fantástico. Caso raro, pues siempre se había privilegido lo realista-existencial-urbano-testimonial, por sobre cualquier otro género. De hecho, en los concursos nacionales importantes, los mal llamados géneros menores (Ciencia Ficción, Terror, Fantasía, Policial, Erótico, etc.) nunca lograban llevarse la presea. Sólo recordamos el caso aislado de la primera novela de corte fantástico-esperpéntico, de Tito Matamala de Concepción, en el concurso de El Mercurio, hace ya muchos años.

En cambio, este año se rompió dicha lógica. Y la joven periodista porteña, Cinthia Matus Olmos, fue quien obtuvo el primer premio en el género novela por su obra de corte fantástico: “El come porteños”. 1 millón de pesos recibió la flamante ganadora. Esta vez, el jurado de novela estuvo compuesto por: Marcelo Maturana, Tal Pinto, Pablo Torché, María Cecilia Sánchez y Carla Morales, quienes también otorgaron menciones honrosas, entregándoles un reconocimiento económico de 250 mil pesos. También se  premiaron trabajos  en Cuento y Poesía, en las dos categorías concursantes, de 15 a 17 años y de 18 a 25 años.

Y aquí, en exclusiva, pueden leer las impresiones de esta nueva autora que se suma a la cada vez más floreciente camada de autores chilenos que cultivan el género fantástico (como primera opción escritural)  y son capaces de adaptarlo a nuestra idiosincracia  e identidad, sin perder los rasgos caracterizadores de tan polifacético género, que nos deslumbra cada sía más en todas sus vertientes conocidas y por explorar.

 

P- Cuéntanos sobre tu obra ganadora?

R: La novela trata sobre un mito que circula en Valparaíso hace muchos años, sobre un caníbal que habita en Laguna Verde. Paralelamente, hay un diario que está quedando en la ruina por algo muy feo, cuyo equipo de periodistas no halla qué hacer para subirle el pelo. Un hombre empieza a contactar a una periodista de este diario y la trata de convencer de que el mito es verdad. Ella cree que es una locura, pero decide arriesgarse cuando ve que están desapareciendo muchas personas. Un perro resulta ser una pista fundamental.
Me demoré cerca de 4 meses en hacer el libro, pero la idea la tenía hace años. Siempre me llamó la atención el tema y una noche cualquiera, en medio de un turno laboral, comencé a plasmarla. No me di mucha cuenta cuando empezó a agarrar vuelo y se terminó convirtiendo en «El Come Porteños».
– Por qué elegir el género fantástico, como estrategia textual o real interés por estas temáticas?

Me gusta mucho la ficción. Considero que es un género muy difícil de hacer, pero que entretiene en demasía al autor. Para mí, escribir este libro ha sido una exquisitez. Lo he disfrutado mucho, me he reído y creo que esa es la idea. En ninguna manera lo he visto como una estrategia comercial o algo así y, aunque muchos puedan pensar que una está piteada por escribir cosas de este tipo, lo importante es hacer algo que a uno lo llene y que cueste olvidar. Una obra que a los meses siguientes te pregunten y todavía te acuerdes de qué trata.

– Cuáles son tus autores favoritos en literatura universal y en específico, del género fantástico?


En ficción, aprecio mucho el trabajo de Ray Bradbury, de hecho, me vuela la cabeza su libro «Crónicas Marcianas». Sin embargo, en otro estilo también admiro el trabajo de Gabriel García Márquez y Julio Cortázar. De autores chilenos, me gusta José Donoso y Roberto Bolaño. Y escritor que nunca leería: Isabel Allende. Leí una obra de ella en la enseñanza media y no me gustó. Encontré que era una mezcla de varios autores conocidos.

– Al elegir a un político como el «villano» de tu historia (y hay que decir, que es un verdadero animal…) estabas pensando en una metáfora de la política y el poder o qué?


Bueno, este punto quería que lo descubrieran los lectores, pero algunos que han leído el libro, creen que fue un palo a un candidato medio gordito que hubo en las municipales de este año. Pero soy sincera: nunca tuve en mente que este personaje se pareciera a alguien conocido. El hecho de que esté ligado a la política, creo que lo hice por una cuestión de que el personaje está obsesionado con la ciudad y que realmente quería hacer cosas buenas por ella. Es una cuestión porteña, de meados, de graffittis.

– Piensas que este tipo de premios, que generalmente recaen en autores jóvenes o desconocidos, sirven para impulsar la carrera literaria de un autor?


De todas maneras. Como que pica más el bicho para escribir, para hacer más cosas. Siempre he tenido varias ideas en mente, ideas medias locas, pero ideas finalmente. Por un momento pensé en agrandar esta novela con una segunda parte en el mismo libro, incluyendo a un fakir. Pero ahí lo estoy viendo. El premio me sirvió para decirme «no era tan chanta como creía».
– Cuando recibiste el premio, cuáles fueron las razones del jurado para otorgárselo a una obra derechamente fantástica?

La verdad no tuve ni la más remota oportunidad de verles el caracho al jurado de novela. Antes de viajar a recibir el premio los googleé, pero nada más. Quizás les cayó bien el asunto y apostaron por mí.
– Éste es un premio para el público lector juvenil, cómo crees que tomarán ellos tu obra? Cómo te gustaría que la leyesen?

Creo que van a enganchar. Se van a reír un poco, van a decir «brrrr» en voz baja y van a levantar las cejas. Me gustaría que la leyeran al aire libre o en el metro, para que otro cristiano lo vea y llegue a meterse a internet para averiguar de qué se trata.

– Y finalmente, Roberto Bolaño es un autor conocido-querido-odiado-ignorado por ti, y por qué?

«Conocido» y le tengo un cariño especial. Hace poco revelé algo cuático que me pasó con él. Un profesor de Cultura de la universidad siempre quiso exigirme más y cuando le entregaba mis trabajos, me decía que eran «charchas». Luego de un par de clases y de algunos textos rotos en la cara, se me acercó y me pasó un libro de Bolaño. Lo leí, y después me pidió otro trabajo. Media asustada se lo pasé y a la semana siguiente me dio una palmotada en la espalda… «así se escribe, chuche…» me dijo. Bolaño me hizo ver la luz.
Saludamos aquí a esta nueva autora y esperamos ver pronto publicada su original y recientemente galardonada obra.
Larga vida al fantástico nacional!

 

Una respuesta a “Novela fantástica porteña gana el premio Creación Joven Bolaño 2012”
  1. Daniel guajardo dice:

    Muy buena noticia! Es el tipo de novela que me gusta leer, fantasía urbana porteña. El puerto tiene mucho material para construir sagas de fantasía urbana, que es lo más cercano al tipo de novela que siempre gana estos concursos, pero con un elemento fantástico relevante.
    Espero ansioso para léela.

Comenta este artículo: