Rescatando algunas obras de CF de chilenos en el extranjero

Publicado el 16 de agosto del 2011 | 7

QMan_OC_Mek_1356_Poster_for_the_Lucca_Comic_Convention

Por Moisés Hasson

La CF chilena del poeta Arteche

Que un Premio Nacional de Literatura se haya atrevido con una novela de Ciencia Ficción, es ciertamente una novedad. En el año 1969, el poeta Miguel Arteche, y mientras residía en España ejerciendo como como Agregado Cultural en la Embajada Chilena, publicó su novela de Ciencia Ficción El Cristo Hueco. Bajo el sello Pomaire en su colección Realismo Fantástico, sale a la luz pública este volumen, junto a unos pocas obras más, entre las que recuerdo un par de volúmenes de Boris Vian, otro de Leinster y algo Clifford Simak.

Ya años antes Arteche había vivido en ese país, donde había estudiado y conocido a quien sería su esposa. Su producción general es muy amplia, y en su vida literaria recibió innumerables premios que culminaron con el Premio nacional de Literatura otorgado el año 1996.

La novela en cuestión es una obra religiosa en clave de ciencia-ficción. En un par de brochazos, o más bien párrafos, el autor nos introduce en el mundo, y de allí en más lo que predomina son las disquisiciones de la fe y el poder, con pocas referencias al entorno futuro.  En este nuevo mundo, que surge luego de una guerra entre dos potencias, más bien agrupaciones geográficas que ideológicas, la Confederación Austral sale triunfante contra la Confederación Boreal.  El gobierno queda bajo un Gran Consejo, un Presidente supremo y Jefe de estado                                       mundial, con la Nueva Iglesia como aliado incondicional, y “reducciones” para los que no mantienen los criterios oficiales, y mucha persecución aunque escondida                                                            y soterrada.   cristoh

Vemos al protagonista, que es una autoridad de la Nueva Iglesia, en las primeras páginas establecerse con su entorno familiar: “La primera revelación empezó       para mi cuando, a los veinte años luego de seguir el Curso de Adiestramiento en el Pasado, en el Centro de Instrucción de Nova Santiago, me dispuse a tomar        mis vacaciones. [..] mi madre [ya viuda], seis meses después de dejarme en uno de los Jardines infantiles del Estado, se casó con un Jefe de Emigración a Marte.”

La novela discurre en un tono más bien lento, discursivo y con claros atisbos respecto a la historia de la Iglesia de Cristo.  Todo comienza con la muerte de un “anametizado” que “se había excedido en la explicación de los textos evangélicos, los textos reformados y autorizados por el Gran Consejo. Explicó el episodio de    la tentación de Cristo en el desierto, y violando una tácita orden del Consejo Obispal, se refirió al texto antiguo, sobre el cual habló extensamente”,   y continua el resto de la novela con el proceso de reflexión y transformación de si mismo con muy pocas referencias al mundo y solo cuando tiene que ver con eventos exclusivos y propios del entorno de poder y fe del protagonista.

Realmente desconozco el nivel de distribución en Chile de esta novela de Arteche. Si puedo contarles a los interesados en disponer de esta obra, que se la puede encontrar en los portales de compra y venta disponibles en Internet, especialmente en España.

LA CF chilena… pero desde Cuba

El más prolífico y publicado autor de Ciencia-Ficción chilena vive, escribe y publica en Cuba. Cuando en 1973 se produce el golpe militar en Chile, se genera también un proceso migratorio que llevó a miles de chilenos a otras tierras, la gran mayoría obligado por circunstancias políticas.  Uno de ellos fue el porteño Eduardo Barredo.  Este licenciado en Filosofía y Educación se marchó de nuestro país a Cuba en donde ha ejercido como profesor de literatura y en otros cargos relacionados con la cultura.

Pero no se ha limitado a ser docente sino que se ha transformado en un conocido escritor de CF, aún cuando al parecer es criticado por su estilo llamado panfletario o más cercano al positivismo que nos tenía acostumbrado la CF soviética. Si tiene una serie de obras que descuellan del resto por sorprendentes temas y giros que la hacen interesante de relevar. Lamentablemente su producción se conoce solo en su país de publicación, aún cuando hemos logrado dar con un par de ellas en librerías en Santiago.  Con ellas hemos podido comprobar que                                                   el hombre tiene talento.  Barredo 02

La novela corta Los Muros del Silencio (1987, Ed. Gente Nueva, La Habana) cuenta la historia de un investigador lingüístico que marcha a la zona cordillerana chilena, a una aldea casi perdida, en donde se conserva una versión del lenguaje castellano muy arcaica, y que por tanto espera él sea parte importante de su investigación.  No quiero adelantar mucho de la trama porque creo que merece leerse, antes que desperdiciar la historia adelantando aquí eventos y conclusiones de la misma. La edición   es bastante cuidada, destacando la portada y contraportada, cosa que no es habitual en las ediciones cubanas.

Completemos esta revisión con el análisis de un escritor y crítico cubano Yoss (José Miguel Sánchez Gómez):“El chileno Eduardo Barredo ya era conocido por los aficionados cubanos a la CF por dos volúmenes de cuentos: El Valle de los Relámpagos y Encuentros Paralelos, y por su muy superior novela corta Los muros del silencio. Junto a Richard Clenton Leonard y su lamentable Expedición Unión- Tierra, este autor de Valparaíso residente en nuestro país desde hace décadas constituyó en los 80 el máximo exponente de una CF ¿cubana? al mejor ¿o peor? estilo estalinista de La nebulosa de Andrómeda, pero sin siquiera el poderoso         aliento futurista del clásico de Iván Efremov. Panfletos más o menos burdos en su implacable, casi furibundo fustigar al inhumano capitalismo y su total y acrítico                                       panegírico de las bondades del comunismo como única alternativa posible para el futuro de la humanidad… u otras razas.

Bibliografía de Eduardo Barredo:

-EL VALLE DE LOS RELAMPAGOS

-MISTERIO Y GALAXIA        muros 2

-ENCUENTROS PARALELOS

-LOS MUROS DEL SILENCIO

-JUEGOS INTERPLANETARIOS

-EL PEZ VOLADOR

Para revisar otros comentarios y críticas de este estudioso de la Fantasía y la CF (en general) y de la CF Chilena (en particular), los invitamos a conocer su interesante blog: http://bibliotecajuntoalmar.blogspot.com/2011/07/el-3-de-marzo-de-2006-el-diario-el.html

7 respuestas a “Rescatando algunas obras de CF de chilenos en el extranjero”
  1. Husmell Diaz Sanchez dice:

    Hace años ley «Los muros del silencio» hoy la recuerdo con gratitud, y me gustaría releerla pero no se como tenerla en la Rep. Dominicana donde actualmente vivo, hoy cuando doy clase comento a mis alumnos esta novela junto a otras tantas.

  2. CARLOS EDUARDO BARREDO HEINERT dice:

    Me gustaría conocer más de este escritor que debe ser familiar mío. Exiliado de la dictadura chilena por su posición junto al pueblo

    • marnovoa dice:

      Estimado. Si quieres saber más, puedes comunicarte con Yoss, gran escritor y estudioso cubano, quien puede darte luces sobre tu (cuasi) pariente.
      Lo encuentras en FB como José Miguel Sánchez Yoss.
      Atte

  3. Alejandro Galan dice:

    Eduardo Barredo era durante nuestra juventud uno de los mejores amigos de mi hermano Miguel, que aparece como personaje en « Los muros del silencio» junto con otros amigos como Erick y Guillermo, habituales en casa y muy queridos por mis padres. A causa de unos militares transnochados fuimos obligados a esparcimos por el mundo. Años después un amigo Suizo visito a Pepe (Eduardo Barredo) en Cuba y me envió copias de dos libros y que los leí con lágrimas en los ojos.

    • Maria Terrell T. dice:

      Hola, yo conoci a un (Pepe) Eduardo Barredo, que estudió en el A. Edwards de Valparaíso y vivía, en ese entonces, en calle Las Heras. Alto, delgado, de lentes, año 1960 más o menos. Será el mismo al que usted se refiere? Gracias.

      • marnovoa dice:

        Estimada. Así es, Eduardo Barredo vivió y estudió en Valparaíso y luego de 1973 reside en Cuba. Donde ha escrito más de una decena de obras literarias de fantasía y ciencia ficción. Gracias por compartir tus recuerdos con nosotros.

  4. jose novoa dice:

    Eduardo Barredo fuè mi profesor de castellano el año de 1971 en el instituto comercial 2 de playa ancha. Lo recuerdo muy bien. Las personas que menciona Alejandro Galàn fueron mis profesores en el mismo establecimiento. Mis saludos y recuerdos desde Valparaìso. Josè Novoa G.