«Santa Sangre» de Alejandro Jodorowsky

Publicado el 3 de abril del 2010 | 2

SANTA SANGRE WALLPAPER

Por Ariel Valdivia Romero

Desde, El Topo (1971) western surrealista alabado mundialmente, hasta la película que comentamos, Jodorowsky podría ser, sin lugar a dudas, uno de los más grandes cineastas nacidos en Chile. Sin embargo, es más que sabido que su arte no gira esencialmente en torno a Chile, y él se encuentra bastante alejado de toda posible influencia criolla en sus cintas, lo que no significa que sea un europeo de pies a cabeza. Parte de la realidad latinoamericana y sus respectivas expresiones artísticas, como el realismo mágico, se encuentran representadas en la alabada Santa Sangre (1989), película producida por Claudio Argento y que representó la gran reivindicación de Jodorowsky en el cine, pensando en su multifacética vida vinculada a las artes.

La historia nos habla acerca de Fénix, un niño de 8 años criado en un circo y traumatizado por una pelea de sus padres, en donde acaban muriendo los dos. Es internado en un centro psiquiátrico, y doce años después logra escapar de dicho encierro y a partir de ese momento realizara una serie de asesinatos que estarán dominados por influencia del espectro de su madre. Alma es una chica que conoció en el circo cuando era niño, y va a ser ella quien lo salvara de las manos de la paranoia, sin embargo ese instante, será demasiado tarde para los dos

El ambiente de Santa Sangre es “El Circo”. Éste conlleva muchos factores que influyen en la película desde un punto de vista artístico, principalmente en lo “barroco” pues el circo se presenta como un ambiente sucio y desordenado, donde una multitud de objetos y personas resaltan sus características, transgrediendo el orden del espacio, y en el ya mencionado “realismo mágico”. La mayor representación de lo último está en el ambiente físico localista, representado en distintos acontecimientos en donde todo el pueblo se ve congregado y gira en torno a dos elementos: La iglesia y el circo. Otro factor importante son los sucesos mágicos cotidianos para la conciencia del protagonista, y principalmente el constante uso de simbolismos, partiendo de la relación de los nombres, como el del protagonista Fénix y su amada Alma, y escenas tales como cuando Fénix enfrenta el horror con la realidad, estando arrepentido en el suelo de un cementerio y todas las personas que había matado despiertan de sus tumbas y se dirigen hacia él, para el posible juicio final. Esto último, víncula al film con el mundo del misticismo (no hay que olvidar que Jodorowsky practica la medicina Psicochamánica y la magia en su vida formo parte de su cotidianeidad.

Santa Sangre nos habla acerca de la búsqueda de la identidad, de lo onírico, de lo que puede esconder la profundidad de la mente humana y tiene como verdadera intención hacer reflexionar al espectador acerca de las raíces de los llamados “crímenes sociales”. El mal siempre es instigado por la corrupción existente en la sociedad y en el seno de la propia institución familiar. Lo ciertamente malo es la familia y este film nos refuerza y nos hace tomar consciencia de esta idea, que por cierto está prácticamente abandonada en todo el sentido de la palabra en las sociedades actuales y de siempre.

En Santa Sangre, los actores simbolizan zonas más o menos definida de cultura que deben ser reconocidas en sus expresiones simbólicas para que el sentido se produzca. El filme pareciera estar realizado para un público especifico, perteneciente al ámbito latinoamericano (a pesar que filme esta hablado en italiano), ya que la situaciones simbólicas que teje desde lo musical hasta lo ritual están imbuidas, tanto explicita como implícitamente, de características propias de la cultura latinoamericana, y por sobretodo la mexicana.

Así, podemos deslindar dos partes, división la cual se rige a partir de su personaje principal, Fénix, desde su alineación zoomórfica, hasta la recuperación de su identidad antropomórfica. El trayecto de la alineación a la identidad, son a partir de aspectos influyentes que rompen con la actitud del personaje principal. La primera es la presencia de la madre, la cual termina con zoomorfismo que encerraba a Fénix. Luego aparece Alma, la ayudante de Fénix y oponente a toda alineación, que ayuda a Fenix a recuperar su identidad antropomórfica. Jodorowsky representa la búsqueda, la perdida y la recuperación, aprisionando al personaje principal y despojándolo del uso propio de sus manos, la cuales son adueñadas por su madre de una forma dictatoría.

Otro aspecto fundamental es la música. En el filme la significación que aporta la música es crucial para entender cada acción, por ejemplo, en la transición de la secuencia uno a la secuencia dos de la primera parte, se escucha un mambo desde el final de la primera secuencia enlazando a Fénix con su pasado, descrito a partir de dos secuencias, en la cual el mambo se intensifica; esto ocurre en caí todas las transiciones de secuencias, la música de la secuencia que sigue se superpone al final de la que precede, de esta manera, se crea un continuo musical que define y articula emotivamente cada acción.

La imbricaciones simbólicas estructuran un latente sentido de alineación del individuo no solo por la presencia dominante de lo americano (representada por Orgo, padre de Fénix), sino también por la presión generada por una viciada mexicanidad (representada por Concha, la madre de Fénix), una identidad sincrética construida mediante los despojos de la sociedad dominante y los vestigios de la antigüedad mexicana o azteca. La estructura de lo individual se debate entre dos mundos yuxtapuestos culturalmente en donde lo residual de cada cultura se incluye en la otra, modificando totalmente la percepción desde lo social que cada individuo posee del mundo que pertenece.

En conclusión, las capacidades de representación latinoamericana se encuentran levemente vivas en alunas culturas, donde claramente podemos notar la intervención e influencia tanto norteamericana como europea. Es entonces que Santa Sangre es un claro ejemplo de revitalización de las creencias y tradiciones latinas y mexicanas, que aun viven y que el cine se muestra como la gran herramienta para mantenerlas vivas y en el conocimiento de la gente. Las formas de los signos y representaciones del filme de Jodorowsky, dejan en claro la capacidad poética de los sentimientos humano en la imagen y la caracterización latina a partir de las acciones y las expresiones sin importar la lengua de la producción.

2 respuestas a “«Santa Sangre» de Alejandro Jodorowsky”
  1. yo dice:

    no se hace facil criticar a jodo. yo he visto sus creaciones de juventud imbuidas de vanidad penetrante y desbordada. sin embargo en su vejez hay una evolución, que justamente engancha con las vidas busrguesas alternativas… no sé, no sé. en su libro en metáfora habal de su encuentro´desgraciado con carlos castañeda otro chamán que etnográficamente hablnado su cuento, verdad o no está bien hecho desde las ciencias sociales. lo que me incomoda del gran jodo que utilizó muy bien su éxito fisiólogico pero que me cuesta ver verdad en ello, sirve lo suficiente para egos debiles y muy perdidos de significado.
    don jodo ordena y sistematiza verdades tan ciertas que nos ayudan a vivir mas plenamente… lastima que la teoria debe tener algo de coherencia con la accion.o no alma promiscua?

Comenta este artículo: