CRONOS o cómo lo extraño se vuelve tolerable

Publicado el 7 de junio del 2010 | 1

cronos3

Por Andrea Alegría Chaparro

En el siguiente ensayo me referiré a la película “Cronos” del director Guillermo del Toro, estrenada en 1993. El film trata sobre un anticuario que encuentra un artefacto un tanto inusual, artefacto creado por un alquimista medieval en cuyo interior habita un insecto que se alimenta de sangre y tiene el poder de ofrecer la eterna juventud. El Cronos, nombre del artefacto, sobrevivió por más de 400 años hasta ser descubierto. Durante mucho tiempo un millonario enfermo, Dieter de la Guardia, ha estado buscando el Cronos y recopilando información sobre él, y tratará de obtenerlo a toda costa, aquí es donde aparece Ángel de la Guardia, sobrino de Dieter, el que ayuda a su tío en esta búsqueda sólo porque está esperando que muera y así poder quedarse con su fortuna.

La película se desarrolla en un mundo real donde ocurren sucesos que podríamos denominar normales a la vista del resto de los humanos, ya que las acciones de los personajes que no están involucrados directamente con el desarrollo de la película llevan a cabo acciones humanas, como por ejemplo la celebración de año nuevo. El personaje principal, Jesús Gris, es un anticuario que al comienzo de la película aparece  como un ser humano común y corriente, pero que a lo largo de ella, luego de desarrollarse el hallazgo del Cronos se va convirtiendo paulatinamente en lo que conocemos como vampiro, ya que nos deja al descubierto una serie de síntomas que se le atribuyen a este ser en particular, como por ejemplo; no tiene apetito pero si mucha sed, comienza a molestarle la luz solar, le llama mucho la atención la carne cruda y particularmente la sangre, entre otros. Nos muestra presencia de alteridad a través de casi toda la película ya que el personaje se ve enfrentado una y otra vez a su otro yo , a la otredad, dándose cuenta de los cambios que va sufriendo y las consecuencias que esto le va trayendo, por una parte la energía de vivir, la sensación de juventud que se ve reflejada incluso en la forma como se comienza a comportar con su mujer, Mercedes Gris, quien alcanza a notar un cambio en su marido pero sin entender la razón, y por otra parte la incertidumbre que le provoca no saber que va a pasar con la condición en la que se ve envuelto, ya que aunque le hace sentir muy bien, también entiende que algo extraño está pasando.

Por otra parte, sus cambios empiezan a afectar a su nieta, Aurora, una niña de alrededor de 8 años que está a su cuidado desde que murieron sus padres (o así parece). Ellos tienen una relación muy estrecha, de mucho cariño, se puede ver en las primeras imágenes de la película que juegan juntos al luche, cosa muy particular es ver a una persona de avanzada edad jugar ese tipo de juegos, lo que demuestra la cercanía y complicidad de ambos personajes, la que se puede apreciar a través de todo el film, ya que es Aurora la que se entera de todo lo que le ocurre a su abuelo. Cita textual de Jesus Gris hablándole a Aurora “Sabes, no sé qué me pasa, pero creo que es mejor si estamos juntos”. Aurora es un personaje bastante peculiar, ya que es una niña muy tranquila (llegué a preguntarme si acaso era muda), no manifiesta sentimiento alguno aparte del cariño por su abuelo, no demuestra miedo ni extrañeza por las cosas que van ocurriendo, se da cuenta de todo lo que está pasándole a su abuelo sin decir una palabra, ni preguntar nada, sólo lo sabe, inexplicablemente. Cuando su abuelo muere, ella no llora, ella sabe que en realidad no está muerto, sabe lo que puede ocasionar Cronos y el efecto que ha causado en su abuelo. También, lo espera y es ella quien lo recibe y lo cuida cuando el vuelve a casa, convertido ya en una especie de muerto viviente. Ella es la única que lo ve beber sangre, además de que la última vez que se ve utilizar el Cronos es ella quien lo hace funcionar y lo pone en el cuerpo de su abuelo, pero sus emociones siguen intactas, sin alterarse. Esta niña es el personaje que más interviene en la historia, ella es la que le da muerte a Dieter de la Guardia, la que guarda la mayoría del tiempo el objeto Cronos, etc., es por esta razón que me llama mucho la atención al revisar varias críticas en páginas de internet, nadie mencione su trabajo, ni las características del personaje, para mi gusto bastante importantes y necesarias para el desarrollo del tema central.

Así mismo, el guión me permite tener en cuenta que la forma de convertirse en vampiro es muy diferente a lo que se conoce, ya sea tan sólo por una mordedura como en las películas antiguas de este género o como las más recientes basadas en los libros de las escritoras Anne Rice o Stephanie Meyer, por ejemplo, en los que tiene que haber un proceso de transformación, casi una decisión del recién mordido para convertirse en vampiro. En este caso tenemos un artefacto, desconocido en su forma y uso, que contiene en su interior un insecto que se alimenta de sangre y la vez tiene la facultad de otorgar juventud y vida eterna a quien lo utilice. Este artefacto sólo existe en el mundo real textual de la película y no en el mundo real, lo que nos permite conectarlo con lo que se llama compatibilidad de inventario o inventario expandido dentro de todos los demás objetos que aparecen que si son parte del mundo real, como por ejemplo los arcángeles y el resto de objetos que están en la tienda de antigüedades, así como también, los autos, las cosas de la casa, los juguetes de Aurora, que son todos parte de un inventario común entre el mundo real textual de la película y el mundo real. Podemos tener en cuenta que la idea de que un insecto esté atrapado dentro de un artefacto por tantos años no se aleja mucho de la realidad, ya que algunos insectos pueden sobrevivir incluso a una bomba nuclear o sin su cabeza hasta morir de hambre. Cito textual al personaje Dieter de la Guardia “Quién dice que los insectos no sean las criaturas favoritas de Dios, Cristo caminó sobre el agua igual que un mosquito, el asunto de la resurrección no le es ajeno a las hormigas, a las arañas, pueden estar en el centro de una piedra cientos de años hasta que alguien viene y las libera.

Es para mí hasta gracioso cómo terminan pareciéndome más extrañas las cosas que no lo son, como las que sí, como por ejemplo; el personaje encargado de recuperar el Cronos, Ángel de la Guardia, está muy preocupado de hacerse una rinoplastia porque tiene la nariz muy grande, incluso muestra que lleva consigo distintas formas para elegir, y también hay una escena en la que está escuchando una emisora en la que hablan del tema en cuestión. Estas escenas me parecen bastante más fuera de lugar que las que Jesús lame sangre del suelo, por ejemplo, ya que se convierte todo lo extraño en algo absolutamente aceptable por los espectadores mientras dura la película, ya que aceptamos cuanto ocurra en esa temporalidad.

Una respuesta a “CRONOS o cómo lo extraño se vuelve tolerable”
  1. Jordan Secally dice:

    Me llamó mucho la atención que una mujer escriba sobre un vampiro tan inusual como el creado por Del Toro, cuando hoy todos los vampiros son más andróginos y del gusto de mujercitas dark. Un viejo decadente y su nieta, me parecen una metáfora feroz de la compleja soledad que viven estos seres nocturnos. Aunque el mismo Del Toro dirigió Blade II, que es un comics de un vampiro que mata vampiros, algo de ese romanticismo de buena ley, se nota en el final, cuando blade sólo puede contemplar como la vampira muere en sus brazos. Saludos a la autora del comentario y a los no-muertos vivientes que sé son muchos…

Comenta este artículo: